Marzo…camino a la primavera…

Hola!!

Voy a contar un poquito que es lo que hago, como pone en sobre nosotros, soy Úrsula diseñadora de moda y gráfico, estudios y trabajo que siempre he compaginado con trabajos de modelo y azafata, que fue lo que me llevó a estudiar moda.

Soy una loca del punto, desde bien pequeña con mi tía, que es la que me enseñó a tejer lo más básico a dos agujas “punto derecho…punto revés…no aprietes los puntos…” ya cuando comencé a estudiar moda siempre me ha gustado manipular los tejidos ya sea tejiéndolos, haciendo estampados, fieltro, para mí es la manera de hacerlos especiales y únicos.

Las dos agujas las dejé un poquito aparte cuando cogí una aguja de crochet allá en mi época estudiantil. Es algo que había intentado mi madre enseñarme y no conseguí cogerle el truco hasta que tuve una asignatura de técnicas textiles que me enganchó definitivamente. En aquella época no había ni una cuarta parte de los tutoriales que puedes encontrar ahora, y todo era a prueba y error. Si que tenía unos libros de mi madre estilo enciclopedia que para mí siguen siendo un tesoro, donde vienen un montón de técnicas y junto a las revistas que tenía mi kioskero podía ir cogiendo ideas para comprender y hacer las formas que quería.

A ver puede ser que se piense ¿pero como que no había tutoriales y tantos libros!? Pues no, no los había! os hablo de finales de los 90 principios del 2000. Nada de facebook, instagram, twitter, empezaba messenger, un juego que era una serpiente y se escuchaba algo como tuenti?! jajaja A sí es que ahí iba yo a todos lados con la aguja de crochet y mi aguja de coser, en el metro, autobuses, viajes, en definitiva, a todos lados. Ah! y sin problemas de poder meter las agujas en el avión, cosa que cambió en el 2012 en mi vuelta de erasmus en Paris donde el seguridad me quiso quitar un estuche con todas las agujas que llevaba, casi me da algo! La cosa que había facturado maleta y venían otras tantas cajas con (sinmaletas.com) que me salvó la vida por cierto, pero las agujas tan pancha yo las metí en mi mochila con intención de hacer el viaje mas ameno, pero el señor me dijo que no podía meterlas en el avión, a sí es que muy educadamente le dije, son mis herramientas de trabajo no me las quite, entonces me contestó “te dejo entrarlas pero no las saques dentro del avión”. Ahí mi cara se iluminó y con un “oue” a la francesa entré al avión.

Cuando volví de Paris allá por el 2012 fui desarrollando una mini colección de complementos, en las que hacía bastantes piezas mezclando el crochet con las dos agujas, hice algún market, algo de yarn bombing, hasta que empecé con URS my Bike que empecé a compaginar ambas.

 

En éstos momentos no soy de seguir mucho patrones, realmente me pierdo bastante si sigo patrones, pero últimamente lo que hago es anotar los pasos porque tengo piezas que si quisiera volver a repetirlas sería imposible. Al igual que hay veces que me invento los puntos sin darme cuenta, hubo una vez que cuando quise repetir un punto de un vestido que tenía a medias no había manera, me estuve un fin de semana entero dandole vueltas a las agujas hasta que conseguí sacarlo.

Poco a poco iré subiendo prendas, complementos y demás piezas que salen de mi mente y de mis manitas.

Dejo una fotito de cuando regresamos éste fin de semana de un viaje express a Galicia con un pedazo atardecer repleto de nubes con un montón de formas y las montañas super nevadas que se podían ver al otro lado, me di cuenta que ya estábamos en Marzo, días más largos y una super buena noticia porque en nada ya estamos en mi preciada primavera, la estación de año que mas me gusta!

Lo de viajar me activa mucho y mi mente vuelve mucho más despejada por ello ésta mañana me levanté bien temprano y pensé en el porque tenía tantos post escritos sin subir, a sí es que he decidido post que escriba, post que subo!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario